SILLAS VACÍAS

Sillas vacías las que han dejado las personas queridas que ya no están con nosotros y que no podrán sentarse a la mesa estas Navidades. En un año tan difícil y complicado se hacen duras las ausencias, se echan de menos los abrazos y el calor de la familia. Este año que ya va a terminar hemos dicho adiós a miles de españoles por culpa de un virus terrible, pero nos resistimos a olvidarlos porque mientas los recordemos con cariño van a permanecer con nosotros. Sus sillas vacías nos recuerdan que tenemos que seguir luchando y que no debemos darnos jamás por vencidos. Juntos somos más fuertes y podemos superar cualquier adversidad por difícil y dura que sea. Esas sillas vacías son nuestro estímulo para seguir trabajando duro y para conseguir que ningún ondense se quede por el camino. Saldremos de esta crisis y lo haremos juntos y fortalecidos como pueblo, que nadie tenga la menor duda.  

Sillas vacías las que dejan quienes se levantan de la mesa y no celebran las Navidades con sus familias porque tienen que cuidarnos y velar por nosotros. Nuestros sanitarios, nuestra Policía Local y nuestros voluntarios de Protección Civil y de Cruz Roja, los servicios de limpieza y desinfección de nuestro Ayuntamiento que constantemente están trabajando y que no han dejado de hacerlo ni un solo día. A todos ellos gracias por cuidarnos tan bien. Gracias por su vocación de servicio a los demás y por el corazón inmenso que ponen a todo lo que hacen. En este año tan duro se han entregado a su trabajo con más generosidad que nunca y es justo agradecerlo y reconocerlo. 

Feliz Navidad a todos y salud, mucha salud.   



Comentarios